La cinta adhesiva tiene infinitas aplicaciones. De hecho, existen muchos tipos de productos, como los que puede encontrar en nuestra web. Sin embargo, el tema que hoy nos ocupa es la cinta adhesiva para embalaje.

No basta con disponer de buen material: también hay que saber cómo emplearlo. Por eso, mediante este artículo, le ofrecemos diferentes consejos a la hora de cerrar una caja de embalaje antes de su transporte o almacenamiento.

Guía sobre cierre de cajas con cinta adhesiva

Primero, cabe indicar que cuando plegamos una caja, la cinta adhesiva debe cubrir por completo la ranura que queda entre las dos solapas. Hay que fijarse para que la cinta quede colocada justo en el centro en las diferentes partes de la caja. De otro modo, la cinta adhesiva no podría cumplir bien su función.

Segundo, además de cubrir toda la superficie de la ranura, debe sobrepasar hasta la otra cara del cubo al menos unos 6cm. Esto permitirá que no se dé la obertura accidental de la caja. Tampoco hace falta emplear más cantidad que esos 6cm, pues no asegurará mayor calidad de cierre.

cinta-adhesiva-para-embalaje-seguro

Tercero, recuerde que puede aplicar el refuerzo adicional a sus paquetes más pesados (que sobrepasen los 20 kg, sino es innecesario). ¿Cómo puede lograrlo? Algunas estrategias son:

  • Reforzando los laterales de las solapas con cinta adhesiva.
  • Si las solapas son de tipo contrapuesto, deberá adherirla en la unión entre la solapa superior y la caja.
  • Tras los pasos anteriores, puede colocar pequeños fragmentos de cinta adhesiva de forma transversal a la que ya había colocado. Lo ideal son trozos de 12 cm para que recaigan 6 a cada lado.

Estos trucos de cinta adhesiva se pueden complementar con material de relleno en el interior del embalaje para asegurarlo por completo.

En Improtec ponemos a su disposición todo tipo de cintas adhesivas.

Contáctenos para hacer su pedido.

Contacto