La industria de la pintura abarca mucho más que el revestimiento de paredes. Ahora existen infinidad de posibilidades para realizar proyectos de reforma sin obras, en los cuales la pintura es protagonista. Por lo tanto, la cinta de enmascarar también va ganando relevancia para conseguir los mejores resultados.

En este artículo te contamos las múltiples funciones en las que se utiliza cinta de enmascarar para la decoración del hogar.

Acabados de pintura sin manchas con cinta de enmascarar

Gracias a la cinta de enmascarar -que también es conocida como cinta de pintor o cinta de carrocero– se delimita a la perfección la superficie a pintar. En especial, es de uso para superficies pequeñas como enchufes, marcos o rodapiés.

Pero también sirve para hacer cenefas o formas geométricas en pintura, lo que aporta a tus estancias un toque de personalidad único.

Aún así, debemos apuntar que en la actualidad la pintura ya no solo sirve para las paredes. Ahora los recubrimientos están preparados para especialidades como:

Cinta de enmascarar para proyectos de reforma sin obras
  • Restauración de muebles para darles un aire fresco y moderno.
  • Pinturas especiales para azulejos de baño o cocina, resistentes a la humedad y la grasa.
  • Renovación de suelos cambiando su efecto, color y acabado.
  • Transformaciones en manetas, tiradores y otros accesorios.
  • Esmaltes especiales para encimeras, que no son tóxicos al contacto con alimentos y aguantan las embestidas de los objetos afilados.

Todos estos nuevos ingredientes permiten combinaciones extraordinarias a la hora de renovar la estética de un hogar sin obras. Pero para que el éxito esté asegurado se requiere de cinta de enmascarar y su buena colocación.

En Improtec somos especialistas en cinta de enmascarar. Están compuestas de papel krepp y una cara adhesiva para asegurar su resistencia sin causar ningún daño a su retirada. Para hacer tu pedido o solicitar más información, ponte en contacto con nosotros.

Contacto