El mercado de cinta adhesiva cada vez apuesta por ofrecer una mayor gama de colores. Al tratarse de un producto económico y muy versátil, hay muchas maneras de usarla que ayudarán a mejorar la productividad de su negocio.

Aprovechar todas las ventajas es posible si sabe cómo hacerlo. A continuación le damos algunas sugerencias que pueden aplicarse a un almacén, pero también son aplicables en otros campos.

Cinta adhesiva de colores, una gran aliada

Para empezar, es importante aclarar que cada empresa puede crear un código de colores. Este código no está recogido por la Ley u otras normativas de calidad, por lo que debe ser propio. Además, es necesario que su conocimiento esté al alcance de todos los miembros de la empresa para que los beneficios sean reales.

Después de esta puntualización, pasamos a enumerar 4 ventajas de la cinta adhesiva de colores:

Mejora la identificación. Sea que la empleemos para cerrar el paquete o hagamos una señal en la parte externa de la caja, nos permite conocer qué clase de producto hay en su interior sin necesidad de abrirla. También entran otras clasificaciones, como producto acabado, rechazado, en proceso, etc.
Ahorramos más tiempo. Como consecuencia del punto anterior, se agilizan todos los procesos y se evita el desperdicio de tiempo innecesario.

Los 4 beneficios de la cinta adhesiva de colores

Incremento de la productividad. En cada fábrica, almacén y oficina todo ahorro de tiempo supone mayor productividad porque se consigue destinar ese tiempo no empleado en otras tareas y avanzar otros trabajos.

En adición, las cintas adhesivas de colores permiten marcar trazados en el suelo a modo de señalización, lo que supone mayor seguridad y organización en el interior del almacén.

Póngase en contacto con nosotros para solicitar la cinta adhesiva en diferentes colores o recibir más información.

Contacto