La cinta adhesiva de doble cara es un material imprescindible para muchos profesionales y no profesionales que realizan tareas de bricolaje.

Además de contar con un material adecuado y de alta calidad, es preciso estar bien familiarizado con él para poderle sacar todo el rendimiento y tener los resultados esperados.

Estos motivos nos llevan a dedicar el post de este mes a revelarle todo lo necesario sobre la cinta adhesiva de doble cara.

¿En qué consiste la cinta adhesiva de doble cara?

Este tipo de cinta adhesiva se caracteriza por tener la propiedad de sujeción en ambos lados de la cinta. De esta forma, con un buen uso, se evita taladrar la pared, o realizar agujeros (y todo tipo de sujeciones mecánicas) en cualquier superficie. Por lo tanto, se eliminan grapas, pegamentos contaminantes y todo tipo de adhesivos solubles.

Recomendamos usarla en tareas como las siguientes: colocación de espejos y estantes, insonorización de salas por medio de espuma aislante, montaje de moqueta…

Cinta adhesiva de doble cara

En Improtec contamos con dos tipos de cinta adhesiva de doble cara: en tela y en plástico, para que pueda elegir la clase que mejor se adapta a sus necesidades según el trabajo que requiera realizar.

Cómo emplearla

Si usted no es experto, no tiene de qué preocuparse pues es un material muy fácil de utilizar. Basta con aplicar las siguientes recomendaciones:

  • Limpie con mucho cuidado las dos superficie sobre las que pegará la cinta.
  • Espere a que las superficies queden secas en su totalidad para fijar los objetos.
  • Retire las tiras de protección justo antes de unirlos.
  • Manténgalos presionados durante varios segundos para asegurar un resultado óptimo.

Tenga siempre a mano este material único que puede sacarle de muchos apuros. Siguiendo las sugerencias citadas, logrará los mejores resultados con cinta adhesiva de doble cara de manera sencilla y eficaz.

Contáctenos y realice su pedido.

Contacto