La cinta de enmascarar, también conocida como cinta de carrocero o cinta de pintor, es una de las especialidades de IMPROTEC. Siendo uno de los elementos más usados en la industria de la pintura, queremos dedicar el siguiente artículo a explicarle todos los usos que puede darle a este tipo de cinta.

Cinta de enmascarar para múltiples aplicaciones

La cinta de enmascarar sirve, principalmente, para proteger superficies a la hora de pintar, como pueden ser rodapiés, marcos de puertas y ventanas, enchufes, etc. Es un elemento de gran utilidad a la hora de pintar tanto superficies en interior de hogares como otro tipo de zonas.

La cinta de enmascarar tiene dos componentes fundamentales. Por un lado, el papel Krepp, que tiene una textura rugosa, se corta fácilmente y permite que se escriba encima. Por otro lado, el adhesivo, que es suave para que no se descame la pintura aplicada al retirar la cinta, pero con una adhesión fuerte que lo mantiene en la pared durante el tiempo que sea necesario.

cinta de enmascarar

Como hemos comentado, la cinta de enmascarar se utiliza, sobre todo, para aplicaciones de pintura. Su uso se extiende tanto al ámbito privado, en casas y hogares, como profesional, en zonas industriales y empresas.

Lo bueno que tiene este tipo de cintas es que sus aplicaciones pueden ser muy exigentes, por lo que se diseñan especialmente pensando en proteger superficies grandes frente a los excesos de pintura si estas zonas se encuentran junto a partes que se deban pintar.

En IMPROTEC le ofrecemos cintas de enmascarar de la máxima calidad y de diferentes tamaños, para que pueda tener a su disposición exactamente lo que necesita en cada momento.

Para solicitarnos más información acerca de nuestros productos y servicios, le invitamos a que se ponga en contacto con nosotros.