Algunos de los materiales más polivalentes y de venta al público general comenzaron siendo diseñados para un objetivo mucho más específico y a pequeña escala. Ese es el caso de la cinta adhesiva.

En este artículo le contamos datos desconocidos sobre un elemento tan cotidiano y útil en multitud de oficios.

Cosas que no sabía sobre la cinta adhesiva

Una de las formas más comunes de llamar a la cinta es “scotch”, que literalmente significa “escocés”. ¿Por qué se dio este nombre? La historia cuenta que un cliente llamó así al vendedor en EEUU de forma despectiva. En realidad, quería tildarlo de tacaño porque la cinta que le ofreció solo disponía de adhesivo en los laterales.

En la actualidad, la cinta adhesiva cuenta con un pegamento de calidad. La próxima entrada del blog profundizará más sobre ese tema, así que te animamos a que no te la pierdas.

Curiosidades sobre la cinta adhesiva

Otra de las curiosidades tiene que ver con el origen de la cinta adhesiva. Primero, se concibió como una solución para arreglar billetes y documentos importantes.

Pero la gente comenzó a darles usos alternativos para otras aplicaciones. Además, durante las épocas de crisis, se convirtió en una aliada a la hora de hacer reparaciones de artículos cotidianos. Así es como llegó a todo tipo de usuarios.

Hoy la cinta adhesiva ha llegado a convertirse en pieza fundamental hasta de manualidades y obras artísticas. Un ejemplo de ello es el nombramiento oficial por parte del MoMA de Nueva York como obra maestra humilde, título que recibió en 2004.

Aunque es de interés conocer estos datos sobre la cinta, lo más probable es que si ha llegado a nuestra noticia esté en busca de un producto técnico.

En Improtec ofrecemos cinta adhesiva profesional con características técnicas apropiadas para distintos sectores. Si desea más información o presupuesto sin compromiso, no dude en contactar con nosotros.

Contacto