Es bien sabido que para asegurar un transporte seguro de mercancía el fleje es esencial. Este aporta estabilidad y consistencia a la carga, evitando así vuelques y roturas en el transporte. En este artículo vamos a repasar el uso del fleje manual.

Cómo colocar el fleje manual

Primero de todo, se debe rodear la caja con el fleje. Puedes utilizar alguna ayuda si la caja es voluminosa y está encima de un palé. Por ejemplo, un objeto que te permita pasar el fleje por la parte inferior. Es aconsejable que la unión quede en la parte superior de la caja ya que esto va a facilitar el resto de pasos a seguir.

A continuación, une el fleje para darle sujeción a la caja. Para ello, debes pasar el fleje por la ranura de la flejadora que corresponde. Se ha de hacer manteniendo tensión en el fleje. Cuando te hayas asegurado de la tensión necesaria se aplica una grapa metálica (conocida también como uniones o cantoneras).

Fleje manual: instrucciones de uso paso a paso

Para acabar, se tiene que remachar o fijar esa grapa con la flejadora. Para hacerlo se debe bajar la palanca de la flejadora ejerciendo presión. De esta manera la unión de los extremos del fleje quedará firme y asegurada sin riesgo de que se suelte y provoque la caída de las cajas.

Contenedor o carro devanador para el rollo de fleje

Desde Improtec aconsejamos utilizar un carro devanador que contenga el rollo de fleje. De esta manera de evitas que este gire sobre si mismo o se enrede. Normalmente estos carros están dotados de ruedas lo que hace fácil su transporte. También sirven para tener herramientas necesarias a la mano y las grapas, gracias a la bandeja superior que suelen incorporar.

Nos ofrecemos a asesorarte en la elección del fleje manual adecuado para tu mercancía, además de proporcionarte todos los elementos necesarios para su uso. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.

Contacto