Le damos a conocer los 5 tipos de cinta adhesiva de uso más común por medio de este artículo.

Ya le contamos cuáles fueron los inicios de la cinta americana en el artículo: “El origen de la cinta americana”, publicado en nuestro blog. Le animamos a leerlo si no lo ha hecho ya.

La cinta adhesiva americana es multifuncional, pues se emplea con mucha asiduidad tanto en el entorno industrial como en el doméstico para diferentes fines. Se trata de un material muy resistente y versátil, con extrema resistencia a las bajas temperaturas y al agua.

Cuando hablamos de la cinta de doble cara nos referimos a aquella que sujeta dos piezas sin dejar rastro o residuo al despegarla.

Su aplicación está en los proyectos de decoración de interiores, la industria del cristal y la industria del automóvil.
Pero también es empleada en la colocación de buzones, moquetas y hasta pósteres.

Consulte cómo emplearla en nuestro artículo “Obtenga los mejores resultados con cinta adhesiva de doble cara”.

Los 5 tipos de cinta adhesiva principales

La famosa cinta de carrocero es sobre todo empleada por pintores, tanto de pared como de pintura artística. 

Gracias a su acción se consigue proteger las superficies que no están siendo pintadas del goteo o salpicadura de la pintura de otra zona.

En Improtec contamos con la cinta Krepp MAPSA Mixta para el pintor profesional. Es fácil de retirar y no deja residuos. Además, existen diferentes tipos de cinta Krepp en función de la temperatura que deban resistir.

Hay dos clases disponibles: la reforzada tramada y la reforzada longitudinal.

Son ideales para cerrar cajas con materiales muy pesados ya que ofrece una gran resistencia.

Su principal virtud es la resistencia que ofrece ante las altas temperaturas. Por ello, se emplea en el sector de la climatización.

Improtec ofrece todos estos tipos de cinta adhesiva. Póngase en contacto con nosotros para hacer su pedido.

Contacto